Búsqueda
críticas
Un viaje oscuro y sensual

The Sea (2010) Corinne Bailey Rae. EMI. Producido por Steve Brown.

 

La cantante inglesa Corinne Bailey Rae tenía una carrera en ascenso. Quizá su nombre no resuene demasiado pero sus canciones “Like a star” o “Put your records onseguro están grabadas en el subconsciente de muchos. Su primer disco, titulado con su nombre y apellido, era pop, luminoso, pegadizo. Hasta podríamos decir liviano, lleno de canciones dignas y comercializables. Y así fue: el álbum-carta de presentación vendió cuatro millones de unidades en todo el mundo. Cuatro años más tarde, Bailey Rae presenta The Sea, un trabajo que poco tiene que ver con esa muchacha que paseaba en bicicleta al atardecer.

 

Hija de padres trabajadores en una ciudad del interior de Inglaterra, Corinne Bailey Rae se acercó a la música desde muy pequeña. Comenzó a estudiar canto y armonía en el coro del colegio. A los 15 tuvo su primera banda de garage y recién en el 2006, a los 27, comenzó su carrera solista con el disco homónimo, que incluía los hits que muchos tararean desconociendo la autora.

 

The Sea, el segundo trabajo de Bailey Rae lanzado a principios de este año, propone un viaje mucho más oscuro y sensual, en el que las resonancias del soul y del R&B se hacen más fuertes sin dejar la dulzura característica de la chica de Leeds. Cumpliendo la superstición de que la vida del artista afecta su obra, los aires nocturnos y dolorosos de “Feels like the first time” y “The Blackest Lily” pueden encontrar anclaje en la pérdida de su marido por sobredosis a principios del 2008. Incluso el primer corte “I’ll do it all againes una balada cuya letra puede interpretarse como un cuestionamiento a las decisiones de su esposo con respecto a las drogas y una reafirmación de amor a pesar de eso.

 

La tragedia, no obstante, no le quitó frescura y belleza a sus composiciones. El pedido de amor en “Closer” tiene ese groove setentoso que dan ganas de bajar las luces. Ciertas reminiscencias pop y bailables en “Paris nights/New York Mornings” la emparentan con bandas como Tahiti 80 o The Cardigans.

 

En algunas ocasiones, Bailey Rae comentó que este disco estaba dedicado a su difunto compañero, también músico. Parece ser que él tenía sus reservas con respecto a la calidad artística del trabajo de Corinne. Para impresionarlo donde sea que se encuentre, ella decidió liberarse a la hora de componer: variar rítmicas y tonalidades, jugar con la estructura de la canción.

 

El productor de The Sea, Steve Brown, apoyó esta libertad, incluso en el proceso de grabación. Cuenta Corinne: "Steve tiene un estudio muy peculiar: es una casa reconvertida donde no tienes la sensación de que está corriendo el contador. Los músicos pueden tocar juntos, sentados en el salón; suena muy orgánico".

 

El resultado son once canciones en un disco variado, enérgico, sombrío, que recuerda que el estilo de un artista puede cambiar, y para bien.

Nombre
Email
Comentario