Búsqueda
críticas
Thrash en estado puro

World painted blood, de Slayer. Interpretado por Jeff Hanneman, guitarra; Kerry King, guitarra; Tom Araya, bajo y voz; Dave Lombardo, bateria. Estadio Luna Park, 5 de junio de 2011, 21 

 




El domingo 5 de junio, remeras negras y camperas de cueros colmaron las afueras del estadio Lunar Park. Es que, como no podía ser de otra manera, ni las bajas temperaturas impidieron que miles de fanáticos se reúnan a ver a una de las bandas más demoledoras del thrash. En esta ocasión, los vendedores desplegaron en las calles de Buenos Aires buzos, mochilas y parches de Slayer, que luego de 5 años volvieron a la Argentina a presentar su último trabajo.
 
Pocos minutos después de terminada la presentación de O’Connor (banda soporte del recital), en el mítico estadio se empezaron a escuchar de fondo temas familiares. Sí, era la música de AC/DC que comenzaba a movilizar al público. Ese público que no sólo se reducía a un grupo de adolescentes metaleros, sino que estaba integrado por personas de más de 30 o 40 años, pero con la misma energía y sed de metal que aquellos veinteañeros que tal vez veían por primera vez a la banda.
 
A diferencia de otros grupos del mismo género, como Iron Maiden o Metallica, Slayer ofreció en su show una escenografía más bien sobria, solo una bandera con el nombre del grupo y un ambiente oscuro. Pero en realidad esto no importaba, porque con un Luna Park lleno de gente (tanto en el campo como en las plateas) a las 21 hs se apagaron las luces, y se empezaron a escuchar los primeros acordes de lo que sería uno de los recitales más extremos del 2011.
 
En 1981, los guitarristas Jeff Hanneman y Kerry King fundaron Slayer, junto a Tom Araya (bajo y voz) y Dave Lombardo (batería). Luego de su tercer CD, Reign in Blood, la banda fue incluida en el grupo de los cuatro grandes del thrash, junto a Metallica, Megadeth y Anthrax. Sin embargo, siempre se diferenciaron de ellos por su estilo rápido, violento, y su excelente técnica al combinar la estructura del hardcore y el speed metal, con elementos del death metal.
 
Aunque en esta oportunidad Jeff Hanneman no pudo realizar la gira por problemas de salud, su reemplazante, Gary Holt de Exodus, se acopló al grupo y no dejó nada que desear. Tanto sus acelerados machaques, como los caóticos pero perfectos solos de King, demostraron que luego de 30 años de carrera y once discos editados, su brutal esencia sigue intacta. Por su parte Tom Araya no es como aquellos frontman que hablan luego de cada tema o interactúan con el público. Es por eso que nadie esperaba más que las pocas palabras de agradecimiento que dio. En realidad, las miles de almas thrasheras estaban más que satisfechas con el solo hecho de tener la sensación de que los bombos de Lombardo golpeaban en sus pechos.
 
Durante el show se escucharon, casi sin interrupción, 17 temas como “Hate Worldwide”, “Bloodline”, “Ghosts of War” o “Temptation”. Y luego de un pequeño receso los cuatro virtuosos volvieron al escenario para finalizar su presentación. Los últimos temas tocados completaron un setlist que había recorrido la historia de la banda, con melodías de Show no mercy (1983), a South of heaven (1988), pasando por Divine intervention (1997) y World painted blood (2009). Pero, sin dudas, fue con “Angel of death” que la multitud formó la ronda mas imponente y el pogo se unificó en el campo del Luna Park.  
 
El sonido no podría haber sido mejor: fuerte, claro, acelerado. Y luego de una hora y media a puro metal ya no quedaban dudas, Slayer había aterrizado en el país con su tour World painted blood, y les había dejado a los argentinos una de las experiencias musicales más intensas, satánicas y agresivas de los últimos años.
Irongas
dice:

Leyendo esto me emociono nuevamente por lo que fue la experiencia de volver a ver a la banda más extrema de todos los tiempos,sencillamente increible.La verdad, es el reflejo fiel de lo que sucedio esa bendita (ó mejor dicho ¨maldita¨) noche en el Luna,y por suerte hay quien puede expresar con las palabras exactas lo que fue ese gran show para quienes se lo perdieron.Uno de los mejores shows del año sin lugar a duda.THRASH TILL´ DEATH!!!
14.07.11


Nombre
Email
Comentario