Búsqueda
críticas
debates / libros
Con los prejuicios a otra parte
En contra de la música. Herramientas para pensar, comprender y vivir las músicas. Julio Mendívil, Buenos Aires, Gourmet Musical Ediciones, 2016. 
 
Desandar un camino de preconceptos y lugares comunes nunca fue fácil. En contra de la música es un libro que propone una rotura de barreras, prejuicios, e ideas obsoletas. “Titubeamos al discurrir sobre política, medicina, economía si no somos expertos, pero en el caso de la música, todos nos sentimos capacitados para juzgarla, cayendo así a menudo en generalizaciones” (pág.15). La vasta experiencia del autor y su amplia visión, hacen efectivo este intento por derribar conceptos erróneos que tenemos sobre este lenguaje.
 
El libro es un recorrido por distintos temas: la música como un concepto montado y puesto a punto por el idealismo alemán, el ritmo africano como una invención del imaginario racial de Occidente, el folklore como una forma de nostalgia del romanticismo europeo, entre otros. Según Mendívil, hay muchos factores  a lo largo de la historia, que se encargaron de volver estos planteos verosímiles, el ensayista se propone refutarlos y presenta de lo macro, que va desde como plantearse que es la música, a lo micro adentrándose en forma cada vez más profunda en las problemáticas de este arte  y la relación con los medios, los gobiernos, los pueblos, la política. El escritor cuestiona las posturas de grandes pensadores, filósofos y literatos, dedica especial atención a las palabras de  T.W. Adorno que se encargó de sumir a la música popular en monada sonora y mera baratija, éste, adjudicó que el único género musical que podía impulsar la dialéctica entre el compositor y el estilo era la música clásica, es tarea de Mendívil a lo largo de las líneas de su libro, repensar los postulados y las condenas que Adorno le hace al género popular y a otras cuestiones que tienen que ver con la forma en la que música se consume. Con una síntesis admirable y una escritura amena, los capítulos cortos, concisos y sumamente claros, instalan  interrogantes que irán encontrando respuesta a lo largo de la lectura.
 
De todas formas En contra de la música, no sólo se encarga de tejer este entramado de información. Mendívil dedica algunos de sus capítulos a tratar el tema de los sonidos  globalizados y la industria, desde una postura positiva: “La globalización no solo suplanta los usos antiguos de la música, también los promueve aquí y en la Conchinchina, al mismo tiempo que promociona la aparición de nuevas formas de producción y consumo musical” (pág.147). El autor afirma que lo contemporáneo no es malo, que no todo lo que se escucha en forma masiva es carente de originalidad,  y que no siempre la industria fagocita a los artistas.
 
Tal vez este libro no sería tan convincente ni llevadero si estuviese escrito de otra forma o por otra persona. Mendívil tiene un recorrido extenso con la etnomusicología, disciplina que le permitió generar vínculos y relacionarse con distintas culturas y pueblos, conocer sus modos de hacer y de pensar la música. En Perú, su país natal, realizó estudios sobre  ritmos andinos, el origen del charango y la situación musical actual. Recorrió comunidades en África, en América Latina y en Europa. Fue jurado de festivales y actualmente ejerce como profesor de etnomusicología en la Universidad Johann Wolfgang Goethe de Frankfurt. Pero más allá su formación académica, su relación con los sonidos viene de larga data, ya que desde muy temprana edad toca la guitarra y el charango. En contra de la música es un libro  en donde el lenguaje académico coquetea con la espontaneidad de un músico que para solventar sus estudios en Alemania, tocó en los subtes y en las calles. Lo que nos deja Mendívil con este título es la posibilidad de ampliar nuestros conceptos: “Aquellos sonidos que consideramos bullicio del otro,  nos llevan a reformular la idea del canon clásico y a pensar nuevas formas de escucha sin jerarquías ni discriminaciones. Hay que decirle adiós a la música y darle la bienvenida a todas las músicas” (pág. 206). Renovar las formas, los hábitos y los gustos para poder así vivir, pensar y comprender este arte de otra manera, es la principal tarea de este libro, que podemos decir, logra cumplir su cometido.
Nombre
Email
Comentario