Búsqueda
entrevistas
debates / libros
Marita Soto: la semiótica y las artes

Formada con grandes intelectuales como Oscar Steimberg y Oscar Traversa, la  Doctora Marita Soto se desempeña como Directora del Área Transdepartamental de Crítica de la Universidad Nacional de las Artes, donde ejerce como Profesora Titular de Semiótica y Teorías de la Comunicación, Semiótica General y Semiótica de las Artes. Además, dirige proyectos de investigación sobre los fenómenos de entrecruzamientos entre los campos del arte, los medios y la vida cotidiana. Asimismo, ha publicado los libros Telenovela/telenovelasLos relatos de una historia de amorEl volver de las imágenes, La puesta en escena de todos los días y Habitar y narrar, entre otros cientos de artículos en revistas especializadas.

 

 

-¿Cuál es la misión fundamental y los objetivos del Departamento de Crítica de Artes dentro de la Universidad Nacional de las Artes?

-La historia de esta universidad es la de los conservatorios y escuelas que formaron generaciones de artistas, que constituyeron la escena cultural de este país. Entonces, el Área de Crítica es la unidad académica de la UNA que se dedica a pensar en la lectura y en la escritura (y nuevas lecturas y nuevas escrituras) sobre eso que es su producción cultural. El arte es arte, muchas veces porque hay una carga intencional, pero muchas veces, algo es arte, porque hay una lectura que lo transforma en arte. Hay un montón de procesos estéticos que finalmente son estéticos porque una mirada  los constituye como tal. El Departamento de Crítica con sus dos carreras (de Crítica y de Curaduría), se ocupa de los procesos de relecturas y  reescrituras de lo estético y, a veces, del descubrimiento mismo. Y son las que pueden pensar una memoria, una catalogación, una clasificación, una periodización, etc, que acompañan los procesos y  manifestaciones estéticas y artísticas. Por lo tanto, en este concierto de disciplinas que componen la Universidad de las Artes, al área de Crítica le preocupa la investigación como herramienta principal para comprender,  discutir y escribir esta memoria cultural.

 

-¿Tiene referencias de otras instituciones educativas públicas que trabajen con este tipo de carreras?

-A nivel de grado, no. Las carreras de Crítica y Curaduría tienen vida en las instancias académicas, pero sólo en posgrado; por lo tanto eso es pago. La novedad que implicaba la carrera de Crítica fue para nosotros un descubrimiento a posteriori, lo que nos interesaba en el primer momento era que se construyera el área; recién con el tiempo nos dimos cuenta que era innovadora en relación a la oferta universitaria. Ya con Curaduría nosotros la diseñamos pensándola como un área de vacancia en el nivel de grado en la enseñanza superior. Además de las dos carreras, otro proyecto político interesante que comenzamos, es la posibilidad de ofrecer estas licenciaturas a distancia para acercarnos, de alguna manera, a un estudiante que no puede estar acá. Cuando esta universidad que conocemos hoy, solo existía en papeles, ya Oscar Traversa pensaba en carreras a distancia. Tuvimos fases experimentales, con el Seminario de Semiótica de las Artes, pero recién de forma completa este año se lanza  la carrera de Especialización. Este tipo de decisiones llevan mucho tiempo y por lo tanto hay que ser  tenaz y obsesivo, y sobre todo tener un buen diálogo entre las distintas gestiones que han trabajado para el proyecto. Hoy esto es posible gracias a que continuamos con el trabajo que había iniciado Oscar Traversa.

 

-¿Cuáles fueron los retos principales a los que se enfrentó el proyecto durante su planeación, diseño y construcción?

-Obstáculos creo que no tuvimos ninguno. Desafiante sí fue la puesta del primer plan de estudios de Crítica, que hoy ya fue modificado, gracias en gran medida al nacimiento de la carrera de Curaduría.  La posibilidad de pensar el perfil del curador nos echó luz sobre el perfil del crítico. Fue increíble, porque hubo un momento en el que se nos solapaban los dos perfiles y de repente, cuando  empezamos a pensar el contenido, y después la incorporación del alumnado, nos  aparecieron estos roles muchos más definidos. Pienso que el  lanzamiento de cada uno de estos proyectos fue para nosotros el mayor reto en cada momento. Casualmente, ahora lanzamos la Maestría en Historia del Arte Moderno y Contemporáneo que viene a complementar la formación de Crítica y Curaduría. Una especialidad que va a estar especialmente dedicada a investigadores netos, un campo de erudición  y construcción que por algunos problemas de financiamiento  que ahora afronta la universidad, no hemos podido lanzar a nivel de grado. El mismo camino experimentó Crítica, y de alguna forma aprendimos de esa dinámica, ya que nos permite entender qué es lo que se necesita para luego llevarla a un nivel de licenciatura.

 

-¿Cómo describiría el tipo de crítica que se presenta en la  carrera? ¿Cómo está impactando la carrera en el mundo profesional?

Aún hoy día es una discusión el rol que debe cumplir la crítica en términos de emitir un juicio de valor o describir un funcionamiento; aunque tampoco se puede negar que en los últimos tiempos la crítica también se ha acercado muchísimo a una instancia artística que convive con el discurso intermediario de la teoría.

 

-Además de ser un espacio para la enseñanza ¿qué otras actividades realiza el Departamento y de qué otras formas participa en la vida académica cultural?

-El Área de Extensión del Departamento de Crítica, cuenta con varios workshops y cursos, con el objetivo de iniciar en el campo profesional a quienes se acercan por primera vez a él. La intención es poder brindarles al alumnado un conjunto de herramientas reflexivas y prácticas para diseñar proyectos curatoriales y, simultáneamente, introducirlos al campo de las discusiones que conforman este ámbito de producción cultural. Además, contamos con los proyectos de voluntariado que buscan articular las acciones de la universidad con las de las organizaciones de la comunidad para generar una mayor y mejor inclusión educativa de los niños y jóvenes más desprotegidos de la comunidad (Centro Educativo Isauro Arancibia).

Nombre
Email
Comentario