Búsqueda
críticas
Sin "chamu" y sin autotunes
Mala Junta Malandro. Ezequiel Mansilla: voz. “Tom kidnap” y  “Galguice”: coros. Ivan Grasso: dj.   Rosario Aless: visuales. Centro Cultural Matienzo, Pringles 1249. 9 de Junio de 2017, 22 hs. Entrada gratuita.

La gente de Palermo estaba todavía tímida cuando Malandro empezó a cantar, feliz, potente y desafinado. Los primeros tres temas, “En las buenas y en las pairas”, “No  fakes loro” y “Buen viaje”, pasaron tranquilos y sin demasiada acción, quizás debido a que la gente seguía entrando a la sala de conciertos. El show se realizó en el marco de Locales,  muestra curada por Victoria Tolomei, que reúne a artistas que reivindican la identidad nacional, uno de ellos, Iván Grasso, mejor conocido en las redes sociales, donde es furor, como el ivan de quilmes:  Ilustrador, tatuador y dj en  “Mala Junta”. 
 
Una computadora, algunas luces y cuatro personas conformaron la puesta en escena. Entre ellos, los  dos coristas, amigos y vecinos del líder del grupo, que se encargaron de acompañar musicalmente y  animar al público. Las visuales, ubicadas por encima y delante del escenario, contaron con imágenes de encendedores, murgas y cajas de vinos, que sirvieron de refuerzo a lo que estaba pasando más abajo, cuando el público se decidió a bailar.
 
Empezó a sonar “Sin chamu y sin autotunes”, hit en Youtube, y Matienzo se descontroló. No quedó nadie sin corear el estribillo, una suerte de oda a la realidad y una crítica severa a sus coetáneos del trap, subgénero del rap, que se presenta como novedad en Latinoamérica y que fusiona hip hop con música electrónica. Según el tema, éstos abusan de plugins y distorsiones en la voz. La obra de Malandro no admite sonidos robóticos, su voz, la verdadera, es la que quiere mostrar. Tanto es así, que en medio del show, paró al dj, quien le había puesto un tema con la pista vocal por debajo. Enojado, pero sin perder la sonrisa, pidió perdón por la pausa y explicó: “Yo no hago performances, yo soy real.”
 
Producto nacional, crudo y sincero. Sus temas no están registrados y tampoco cuenta con un disco en versión material. Solo posee sencillos, subidos a su canal de youtube, que tiene tres años, algunos videoclips y más de 34 mil suscriptores. Se trata de un pionero del trap local, aunque su estilo es de lo más heterogéneo. La mayoría de sus temas, dedicados a mujeres, hablan en una jerga propia del amor. Inspirado absolutamente por Sandro y el Indio Solari. Le canta también a la vida en el barrio, la malaria, la cerveza y la tarjeta SUBE.
 
La herencia que dejaron las vanguardias históricas es tomada en la actualidad para cumplir con la utopía de reconciliar el arte con la vida.  El arte contemporáneo se presenta entonces, como gran conector de las experiencias diarias, poniendo especial énfasis en la cotidianeidad. Nos encontramos en la era de los artistas virtuales. Estos, impulsados por Internet y la facilidad de distribución que la misma proporciona, se convierten en autogestores, siendo ellos mismos sus productores artísticos. Conocido por todos como “el Mala”, Ezequiel Mansilla se inscribe en esta lista de artistas autodidactas.
 
Consagrado por la cantidad de vistas que tienen sus videos, su obra, auténtica, es bien recibida por  los espectadores, quienes quedaron sorprendidos cuando sonó el último tema,“El Gordo del Falcón”. Cerrar con un tema inédito y encima un blues fue un regalo para el público, que lo recibió extasiado y pidió a gritos un tema más, pero el bis no pudo concretarse por directivas del lugar. Aplausos y risas dieron fin a una fecha de la cual no se puede decir nada que Mala Junta mismo no anticipe en sus canciones: “canta astilla, pero tiene actitud”. 
Nombre
Email
Comentario