Búsqueda
críticas
Escaleras, espejos y colchones
El presente está encantador, de Diego Bianchi, curada por Javier Villa, desde el 22 de abril hasta el 6 de agosto en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.
 
Igual que un diario de viaje permite trazar un recorrido que contribuye a la planificación y organización del itinerario, El presente está encantador se presenta como un registro simultáneo de la experiencia vivida. Para realizar esta exploración es necesario reparar en la figura de un guía que supervise y asigne una serie de pautas para atravesar dicho recorrido. El curador y crítico Ivo Mesquita delinea a este personaje en la escena del arte como un “cartógrafo”, es decir, aquel que descubre un territorio, lo delimita, lo reconstruye y realiza una lectura para ayudar a comprenderlo y atravesarlo. En el viaje propuesto por la exposición se descubren nuevas formas de interpelar obras a través de una visión contemporánea y avasallante.
 
Esta exhibición es el resultado de un proyecto que fue desarrollado por el artista Diego Bianchi junto con el curador Javier Villa en el Museo de Arte Moderno. En él, se entrecruzan obras del patrimonio del museo junto con las creaciones del artista con la finalidad de crear nuevas lecturas posibles. En esta mixtura se solventa la idea de reinventar y reinterpretar obras ya estandarizadas e igualmente visualizadas en otras salas del museo. Para llevar esta idea a cabo, se utiliza la espacialidad de la sala como un complejo recorrido que provoca la incertidumbre. La atmósfera tétrica de este espacio, que parece construido para prolongar la espera o dilatar el tiempo, da lugar a la sensación de enajenamiento al llegar a la sala central.
 
Bajo una serie de recomendaciones y restricciones del ingreso, la muestra se plantea desde un principio como un desafío. Se interpela directamente a aquel que desee ingresar, advirtiéndole que deberá atenerse a lo inesperado. Como un viajero descubriendo tierras desconocidas, el  espectador  comienza el viaje adentrándose por un estrecho pasillo construido alrededor de la sala. Escaleras, espejos y colchones son algunos de los objetos que discurrirán por el espacio con el fin de obstaculizar su camino. De esta forma, se condiciona al ingresante a transitar aquel territorio que lo predispone para develar su meta. La transición es abrupta; si en el recorrido prima la reducción y la oscuridad, en la sala principal lo hace la luminosidad y la amplitud.
 
Tal como en un thriller, donde el efecto esperado en el espectador es el shock, el impacto causado en la brusca transición parece ser la sensación que busca trasmitir esta exhibición. Como consecuencia del suspenso que se desarrolla en el recorrido, pero también por la cantidad de objetos e instalaciones allí articuladas; este efecto logra producir un desborde de los sentidos. Si se piensa nuevamente en la definición de Mesquita, se descubre aquí la metodología de trabajo a través de la cual se evidencia el enfoque pensado para la producción artística. Esta mirada, puesta en la experiencia y en el desafío, encuentra sentido una vez que se observa el diálogo que mantienen las obras patrimoniales del museo y obras de otros artistas junto con las instalaciones creadas por Bianchi.
 
De este modo, la exhibición reúne el pasado con el presente a través de sus obras. Bajo esta reunión produce una detención temporal que remite a un presente actualizado y reelaborado a través de una mirada que cautiva y produce un “encantamiento”. Como consecuencia, la exposición juega tanto con el espacio como con el tiempo mismo. A través de la captación el estado de las cosas y su arbitrariedad puesta en escena, configura su atmosfera. A través de la reutilización de elementos de la vida cotidiana y creación de instalaciones que remiten a su inutilidad, Bianchi logra hacer dialogar el repertorio de obras expuestas de forma caótica y armoniosa al mismo tiempo. Dando sólo los elementos necesarios para su abordaje, deja abierto el camino para la elaboración del sentido que cada uno deberá captar a través del recorrido por el territorio a explorar.
Nombre
Email
Comentario